LIBRE ALBEDRÍO



Tal y como hice un primer apunte en mi página https://www.facebook.com/merchecservellera.coaching, en relación al Libre Albedrío, quiero continuar para poder intentar ir más aún al fondo de esta cuestión.

Como decía, es una definición de la que últimamente solemos echar mano demasiado a menudo, sin ser capaces de medir su poder, su espacio, sus límites,  y la responsabilidad que implica su ejercicio.

Decir también que, un porcentaje muy grande de personas cree erróneamente que hacer uso de su libertad está al alcance de su mano, de cualquiera que se lo proponga, y que quien no lo hace es por miedo, conveniencias sociales, costumbres, etc...
 La realidad es que este concepto se presta a una valoración mas profunda y exhaustiva. No se le puede tratar con ligereza. 

En él habitan otros subsconceptos que lo hacen posible, le dan cuerpo y forma y sin los cuales su definición no tiene ni puede tomar sentido: es su sentido empírico.Y este sentido es el que aquí vamos a tratar de descubrir y comprender.

Del latín ARBITRÍUM, según la RAE, es la voluntad no gobernada por la razón, sujeta al capricho, el apetito o antojo.
También la define como la potestad de obrar por reflexión y elección. 
El hecho es que hay mas de una definición y ninguna se pone de acuerdo. Y es que definir la libertad de acción sigue siendo una incógnita en nuestros días.


La premisa de la que quiero partir es que sin verdad no puede haber libertad de expresión ni de acción.

Si carecemos del sentido de estar obrando desde nuestra verdadera realidad,( la verdad), no podemos ser libres de pensamientos, palabras y actos.

En cambio,  nuestra realidad actual está sujeta en su máximo porcentaje a lo que llevamos grabado en nuestro "disco duro", es decir, el conjunto de situaciones y vivencias, ejemplos de vida y conducta, valores y creencias inculcadas, experiencias vividas y asumidas como nuestras y verídicas, etc que han marcado nuestro pensamiento, y por tanto nuestra forma de reacción y acción.

Esto nos lleva a una sola conclusión: para ser posible que se produzca el hecho de actuar en libertad, y con ello adquirir la responsabilidad implícita que esto conlleva, en primer lugar hemos de estar limpios, liberarnos del equipaje que cargamos desde el principio de nuestros dias. Ser capaces de ver solo desde nuestros ojos.

Es fácil de entender: Cuando tomas una decisión, eres capaz de distinguir si la estas tomando tu o es ese ser en lo que te has convertido queriendo o sin querer?

Ni que decir tiene que todas las decisiones que tomamos tienen su trascendencia por pequeñas e insignificantes que éstas nos puedan parecer a primera vista.

Entonces, ¿qué ocurre que las consecuencias nos resultan tan difíciles de asumir?, ¿ por qué sale una parte de nuestro ser que se revela y protesta, y se enrabieta porque no se siente merecedor de lo que le está ocurriendo? 

¿Es posible que ese ser sea nuestro verdadero SER, nuestro centro real, aquel que está limpio de equipaje y que no se identifica con un resultado que es ajeno a él, a su voluntad, a sus deseos, a sus intenciones primeras?

Vamos a intentar identificar a nuestro propio ser, en primer lugar.

Hacemos un ejercicio de reflexión, de introspección, escuchándonos en silencio, posicionándonos en un lugar lejos del ruido exterior, del movimiento vertiginoso que nos rodea. Lejos de las exigencias de afuera, de prisas, gritos, demandas....
Vámonos de ahí!

Una vez alejados, físicamente si es posible, y si no, mentalmente aislados, nos escuchamos a nosotros mismos respondiendo a estas cuestiones:
- ¿cómo te sientes?
- ¿en tu día a día, vives lo que deseas?
- ¿te gusta vivir donde vives?
- ¿te relacionas con quien te satisface?
- ¿te sientes amado?
- ¿eres consciente de los pasos que te han llevado hasta donde estas?
- ¿te arrepientes de alguno de estos pasos?
- ¿te sientes libre y con poder para corregir esos pasos mal decididos?
- ¿eres capaz de distinguir qué pasos fueron dados por ti, y cuales fueron dados por inercia?
- ¿tu vida la diriges tu o es la inercia la que te guía?
- ¿puedes distinguir de donde te llega esa inercia y por qué la has hecho tuya?

Sobra decir que aquí no se trata de buscar culpables, ni de sentirnos víctimas. Es un proceso natural al que todos estamos expuestos desde que somos concebidos.

Ya en el vientre materno recibimos estímulos que tomaremos como verdades absolutas, por parte de alguien que, al igual que nosotros los recibió igualmente para bien o para mal, en su seno materno.

Lo que hacer con esos estímulos si está en nuestras manos. Podemos decidir que "la vida es asi", y no darle mas vueltas, por mas vueltas que la vida nos dé a nosotros en una espiral sin fin, o podemos por el contrario trabajar para distinguirlos y entonces si, entonces ejercer nuestra libertad de acción: El Libre Albedrío, como aspecto innato que poseemos por derecho universal.

Pero sólo apartando lo que nos ha sido impuesto, y distinguiéndolo de lo que verdaderamente sentimos, seremos capaces de ejecutarlo.

Unas advertencias clarísimas que tenemos cada día, son aquellos momentos en los que nos sentimos bien, relajados y disfrutando de lo que ocurre alrededor, y aquellos momentos en los que nos sentimos en tensión, presionados, en los que algo o alguien nos está apartando de nuestro centro vital.

Si hacemos caso a estas advertencias naturales, seremos capaces de distinguir mas fácilmente y tomar consciencia de nosotros mismos. 
Nuestra naturaleza nos irá diciendo así, cual es el camino correcto y cuando nos estamos adentrando por el que no lo es.
Iremos reconociéndonos paso a paso, y tendremos la posibilidad de posicionarnos en el lugar que realmente nos corresponde.

Desde ahí, desde ese lugar, es el único en el que una vez afincados, podremos hacer uso de nuestra libertad.

¿Fácil? No. Implica tomar decisiones libres, y por tanto implica hacernos únicos responsables de sus consecuencias.
Para esto no nos educaron a casi nadie, muy al contrario hemos escuchado siempre que: la vida es así, las cosas hay que hacerlas asá, la vida es dura,no busques la justicia que es perder el tiempo, aprende!, los malos triunfan, los buenos son siervos, no seas tan inocente, ...bla bla bla , bla bla bla......
 es cómodo , no? Seguir así es cómodo, si. Todo está escrito!

Pero, ¿te hace feliz vivir en esa comodidad?, ¿ te sientes realizado viviendo en esa comodidad?, ¿te has imaginado alguna vez finalizando tus dias en esa comodidad?

Si la respuesta es si, no lo dudes: sigue así!

Pero si se te ha erizado la piel haciéndote esas preguntas, algo ahí afuera te está llamando.

Te llama el hacer uso de Tu Libre Albedrío. Y te va a seguir llamando mientras no le prestes atención.

Ahora si. La elección es tuya. Libremente.

Mc Coaching.